FANDOM


Los Pingüinos de Madagascar: El Tesoro Perdido de la Ardilla Dorada (The Lost Treasure of the Golden Squirrel en inglés) es el séptimo / octavo episodio de la segunda temporada de Los pingüinos de Madagascar y el segundo episodio especial de la serie.

TramaEditar

Al principio de este especial, había una ardilla con una llave mística siendo perseguida por las ratas en Nueva York desde temprano. La ardilla más tarde ocultó la llave en una cápsula de tiempo excavada en el viejo zoológico de Central Park.

Después de un siglo, el rey de las rata y sus secuaces roban la llave, pero los pingüinos la toman de ellos. Al hacerlo cae en el hábitat del rey Julien. Los pingüinos van a ver a Fred, hablando de un tesoro, y Julien afirma que porque tocó la llave por 26 segundos, merece una participación del 50% en cualquier tesoro. Juntos van hacia Fred, y se encuentran con una espeluznante vieja ardilla. Los otros asumen que ella es la abuela de Fred porque le da un abrazo, pero él lo niega porque su abuela está en casa durmiendo. Después de confirmar que el tesoro es un verdadero tesoro, la vieja ardilla les dice que busquen y destruyan el tesoro, lo que a Julien no le gusta.

Luego van al hábitat de Marlene. Los pingüinos, los lémures, Marlene y Fred, compiten con el rey de las ratas y sus ratas para encontrar "El tesoro perdido de la ardilla de oro".

La vieja ardilla señala que sólo el que tiene corazón puro puede ver la verdad y la maldición del tesoro es peligrosa.

  • El deseo de Maurice es querer muchos sirvientes de Julien.
  • El deseo de Marlene es tener un hábitat clásico y cientos de guitarras españolas.
  • El deseo de Kowalski es crear un cerebro gigante hecho de materiales comprados por el tesoro.
  • El deseo de Skipper es comprar armas militares como tanques, aviones y misiles.
  • El deseo de Rico es tener un campo de batalla robot.
  • El deseo de Cabo es jugar con cientos de patos pequeños.

El rey Julien (y los espectadores) apenas pueden esperar para ver qué deseos depravados alberga su mente, pero se sorprende al ver que el tesoro no puede comprarle nada más que lo que ya tiene: servidores adoradores, un vasto reino y un trono. De pronto se da cuenta de que para sobrevivir a la maldita sala de tesoros, deben arrojar todo el tesoro a las ratas. Sin tesoros de su lado son lo suficientemente ligeros como para subir a la superficie.

Después de un largo viaje de quien tiene un corazón puro anunciado por la espeluznante ardilla, todo el mundo estaba exhausto excepto Julien por haberlos salvado. Al final, Frankie le dio a Cabo una pluma de seda que él llamó la pluma del halcón de cristal, les ordenó que lo guardaran con sus vidas y luego volaron lejos. Después de lo que todo el mundo acaba de pasar, se escapan cuando Skipper con entusiasmo toma la misión.

CuriosidadesEditar

  • Este episodio fue emitido como un especial de 23 minutos
  • Esté originalmente iba a estrenarse en los EE.UU. el 25 de abril de 2010.